Confidencial

Nueva etapa de para mi blog

Todo cambia, todo es nuevo y al mismo tiempo es viejo. Envejece rápido. Nadie puede creer que lo que leemos en internet es flor de más de un día.  Sin embargo, la palabra perdura y es lo construye nuestro pensamiento. Tanto más evolucionados en nuestro pensamiento seremos en la medida que nuestra palabra sea más rica y nuestra razón más clara.

Siempre he tenido sueños, alcanzarlos es el motivo de mi vida. Tengo más sueños que vida y dentro de esos sueños hay algo que nos da vida, si los logramos nos fortalecemos para lanzarnos a por el siguiente sino lo alcanzamos pensamos como hacerlo mientras nos lanzamos a por otro.

El uso y el seguimiento de la tecnología ha sido un motor. Cuando hice la Tesis la hice en Mac, quizás de las primeras en Geología, nada estaba hecho fuera del ordenador. Dibujos, textos, gráficos… bueno alguna cosa si, pero poca cosa.

La tecnología me ha devorado, lo reconozco y aún hoy me sigue devorando.

Nada me parece más apasionante que usarla en crear un mundo diferente, tan humano como antes, pero mejor. Porque la tecnología como una parte de la ciencia no es buena ni mala, simplemente depende del uso que le demos. Mis usos siempre están enfocados a la productividad, osea tener más tiempo para estar con la familia, vivir más cerca de los que quieres, poder cuidarlos y amarlos. Productividad recubierta de crm, bi, movilidad, marketing digital y más …

Nuestra foto de portada la firma Ken Robinson alguien con quien tomaría un buen café arábiga de Cafés AyS de Zaragoza, de la mano de Alejandro Salvo en Almudévar SABORES.

Ken Robinson nos enseña como cambia el mundo por lo que nos hacemos cambiar cuando entramos en un sistema educativo, de los de verdad, de los que te transforman, de los que cuando comienzas eras uno y cuando lo terminas eres ese uno más unos enteros más, sino te has multiplicado varias veces.

Estar conectado con la gente para mí es estar conectado a sus neuronas de la única manera que conozco, leyéndoles o escuchándoles.

Todos somos uno

Todo es cambiante. Las situaciones son diferentes en cada momento y lo complejo es adaptarnos a ellas. Incluso si nos adaptamos no quiere decir que cambiemos la realidad, pero parece que al aceptarla la podemos llegar a dominar. Pero ello no es asi, ejemplos…muchos en la historia. Los judíos dignamente se dejaros apresar y ejecutar en millones con la colaboración de sus vecinos, el ejemplo es manido y muy extremo, pero los espectros nos ayudan a mostrarnos mejor lo que la vida a luz plena nos deja percibir de malas formas.

Esta crisis nos esta dejando claro que “Todos somos uno”, si porque nuestro destino se esta enlazando de forma que somos como la coleta de pelo, somos muchos pero en una misma realidad.

Mientras nuestros políticos juegan al mono POLI sin entrar en la realidad que nos va a sepultar a Todos, incluidos a ellos.

La deuda es monstruosa, enterrada en ladrillos, hormigón, en cuentas personales, dinero publico en manos privadas, todo dinero a préstamo.

Los millones de parados que están realizando una supervivencia dentro de familias y sociedad que tiene de donde sacar, recursos guardados, paro, planes de pensiones, fondos, plazos fijos, dinero B. Pero todo se va terminando conforme la crisis se mantiene y crece entre nosotros.

Las miles de empresas que cerradas ya no abrirán, y no hay empresas de sustitución. Los emprendedores (héroes económicos que se autoinmolan) para dar esperanza a Todos. Cuando la creación de una empresa en estos momentos es mucho mas difícil que en los momentos en los que el dinero fluía.

Por ello: Todos somos Uno.

El camino sencillo, empezar a simplificar la estructura política, tras cada político electo hay unas cuantas partidas de crédito público a gastar. Trabajar como si las ocho hora fueran seis (para cobrar) o diez (para trabajar). Es decir más trabajo por menos. Repartir el trabajo, las unidades familiares con dos trabajos o dejar uno o transformar la mitad de uno de ellos en impuestos. Recursos escasos a compartir. Y eso durante muchos años. Por no citar el desierto de la creación de empresas que generen puestos de trabajo con materia gris combinada con mano de obra. Y empeñarnos en ser gentes de mundo, cada tierra con un español bien posicionado, con relaciones y con audacia, todo al servicio de la exportación. Exportar es traer riqueza a nuestro país, pero no exportar las empresas, o las inversiones salvo que sean acciones estratégicas para acompañar la venta de nuestros bienes y servicios en otros países.

En Utopía de Tomas Moro, libro con dos partes, el análisis de la realidad y sus soluciones, se muestra que la critica de la realidad es ejemplar, las soluciones resultan en ocasiones infantiles y simples.

En mi cabeza me da esa impresión, la visión de los males es sencilla pero el camino para la solución se ve difícil. Pero con trabajo, esfuerzo, inversión, nada de gasto en bienes improductivos, ajustar el consumo a una sociedad moderna y dejando que los ciudadanos busquen oportunidades sin subvenciones y si con ayuda y apoyos.

Todos somos Uno.